viernes, 29 de agosto de 2008

Mis diez momentos favoritos del cine

Lo admito, me gustan las listas. Hago listas para muchas cosas; algunas funcionales -como la lista de pendientes de trabajo, lista de cosas que hacer hoy- y otras tales que completarlas son más o menos un propósito de vida, e.g. la -siempre creciente- lista de libros que quiero leer (cuatrocientas entradas y creciendo), la lista de cosas que quiero hacer antes de morir (perseguir un tornado, buscar al último lobo de Tasmania y cosas por el estilo), la lista de lugares que quiero visitar, entre otras.

También me gustan las listas hechas por otras personas, o por instituciones, como por ejemplo el Big Read de la BBC, la lista de los 50 mejores cortos animados o las del American Film Institute. Es en el espíritu de estas últimas (recomiendo que inviertan un poco de tiempo en verlas - sólo sigan el link) que decidí hacer una lista de mis diez momentos favoritos del cine. Vale decir que, como ésta es una lista de confección enteramente personal, está basada únicamente en las películas que he visto y no es en absoluto exhaustiva - osea, hay un montón de películas seguramente excelentes que yo no he visto y que, por lo tanto, no tuvieron oportunidad de entrar en mi lista. (Por supuesto, como buen fan de las listas, tengo una de las películas que quiero ver.)

Aquí, entonces, van, en orden creciente de preferencia:

10.
Película: Where Eagles Dare
Año: 1968
Director: Brian G. Hutton
Escena: Richard Burton revelando a los generales Nazi sus planes, con dos o tres plot twists totalmente inesperados, planeados por él para engañar a los oficiales enemigos. Esta película, protagonizada por Richard Burton y Clint Eastwood, es la mejor del género de películas de guerra que he visto. La historia está situada en la Segunda Guerra Mundial y trata sobre una misión especial de un pequeño grupo de Aliados, encabezado por Burton, para rescatar a un general estadounidense que ha sido capturado por los alemanes y al cual tienen cautivo en una fortaleza en los Alpes. La escena en cuestión ocurre hacia el final de la película y es la culminación de la intrincada trama.



9.
Película: Breakfast at Tiffany's
Año: 1961
Director: Blake Edwards
Escena: Audrey Hepburn tocando la guitarra, sentada en el marco de su ventana, mientras canta Moon River. Siempre había querido ver esta película y, cuando la encontré, de casualidad, perdida en una pila de DVDs en un Sanborns (un cadena de bazaares en México), por fin pude hacerlo. El filme, basada en el libro homónimo de Truman Capote, tiene todo el ambiente de los sesentas (la música à gogo, la decoración con círculos de colores) y resultó menos inocente de lo que esperaba. Esta escena es mi favorita, porque muestra no a la Hepburn fiestera y excesiva que se ve durante la mayor parte de la película, sino a la chica tranquila, vestida de manera sencilla, melancólica.



8.
Película: The Legend of 1900
Año: 1998
Director: Giuseppe Tornatore
Escena: El duelo entre el protagonista virtuoso del piano, de nombre 1900 (nombre completo, Danny Boodman T.D. Lemon 1900, porque fue encontrado por el obrero Danny Boodman en un caja de limones de marca T.D. Lemon, en el año 1900), y el orgulloso pianista de jazz de New Orleans, Jelly Roll Morton. 1900 ha vivido toda su vida en un crucero de lujo transatlántico y aprendió a tocar piano cuando niño, de manera autodidacta. Debido al carácter inusual de 1900, éste no entiende de qué se trata el duelo hasta el final del mismo, cuando demuestra toda su capacidad en el piano.



7.
Película: Schindler's List
Año: 1993
Director: Steven Spielberg
Escena: Final de la película. El empresario Nazi Oskar Schindler (un Liam Neeson en la mejor actuación que le he visto) ha salvado a docenas de judíos de ser enviados a los campos de concentración, dándoles empleo en su fábrica. Ante la inminente llegado del Ejército Rojo ruso, Schindler debe huir. En la noche de su partida, todos sus empleados judíos, a los que salvó de la muerte segura, se reúnen para agradecerle y para decirle que, para ellos, él no es un criminal, a pesar de ser miembro del partido Nazi. Ante esto, en una de las escenas más emotivas del filme, Schindler se conmueve y lamenta públicamente no haber podido salvar a más personas.



6.
Película: Dead Poets Society
Año: 1989
Director: Peter Weir
Escena: La película trata sobre un grupo de jóvenes estudiantes en una prestigiosa preparatoria estadounidense y sobre cómo el nuevo maestro de Literatura, con métodos inusuales de educación, les enseña a no dejarse guiar únicamente por los libros, a tener una opinión propia y a disfrutar un poco más de la vida. Los nada ortodoxos métodos de enseñanza de Keating -un excelente Robin Williams veinte años más joven- no son aprobados por la dirección de la preparatoria y, luego de culpársele indirectamente del suicidio de uno de los alumnnos, es despedido. La escena en cuestión es la última de la película, cuando Keating ya ha sido despedido y la clase tiene un nuevo profesor de Literatura. Buena película, en la tradición de historias sobre la transición de adolescente a hombre.



5.
Película: Before Sunrise
Año: 1995
Director: Richard Linklater
Escena: El teleférico. Ok, confieso que me gusta una buena película romántica. Ojo, sólo una buena, no cualquier tonta comedia romántica (que sirven, a veces, para pasar el rato, pero para nada más). Sin embargo, lo que Linklater hizo con Before Sunrise la convirtió, creo que junto a la legendaria Love Story, en una de las mejores películas modernas del género. El filme comienza en un tren a Viena, donde un joven turista (Ethan Hawke) comienza una conversación con una pasajera desconocida (Julie Delpy) y al llegar a la estación le propone pasar el día juntos, visitando la ciudad, antes de que cada uno siga su camino. Ella acepta y lo que sigue es una serie de caminatas por la ciudad, visitas a lugares conocidos por ella desde su infancia y conversación de dos extraños que se gustan. La escena es un teleférico, poco después del inicio del recorrido de Viena. Esta película es para todo aquel que esté buscando una película romántica inteligente.



(No encontré video de esa escena en Youtube, así que puse esta otra.)

4.
Película: Before Sunset
Año: 2004
Director: Richard Linklater
Escena: Celine (Julie Delpy) cantándole un vals compuesto por ella a Jesse (Ethan Hawke), acerca de la noche que compartieron hace nueve años. En esta segunda película, nos enteramos de que los protagonistas no se han visto desde la noche que compartieron en Viena en Before Sunrise y que, después de haber pasado por relaciones y matrimonios, no han encontrado nada que se le pareciera a la conexión que tuvieron esa noche. Sus horas juntos, hace nueve años, los marcaron de tal forma que Jesse escribió un libro al respecto y Celine compuso esta canción. (Si alguna vez una chica hace algo parecido por mí, caigo redondo.)



3.
Película: Casablanca
Año: 1942
Director: Michael Curtiz
Escena: Esta película es un clásico y en la lista de las cien mejores películas compilada por el American Film Institute ocupa actualmente el segundo lugar (por debajo sólo de Citizen Kane). Al club nocturno de Rick Blaine (Humphrey Bogart), ubicado en Casablanca, Marruecos, llega Ilsa Lund (Ingrid Bergman), ex-amante de éste, ahora casada con un hombre perseguido por los Nazis. Ilsa pide ayuda a Rick para conseguir cartas de salida de Casablanca hacia EEUU, a lo cual Rick se niega al principio, todavía despechado por la desaparición repentina de Ilsa, hace varios años. Mi escena favorita ocurre a la llegada de Ilsa al club de Rick, cuando le pide al pianista -que conoció a ambos cuando todavía eran novios- que toque As Time Goes By (You must remember this: / A kiss is just a kiss, a sigh is just a sigh. / The fundamental things apply / As time goes by.) La cámara entonces encuadra el rostro de Ilsa durante algunos segundos, sin diálogo, mientras imaginamos que está recordando la época en que ella y Rick todavía estaban juntos. Admito que en ese momento me enamoré de Ingrid Bergman.



2.
Película: Nuovo Cinema Paradiso
Año: 1989
Director: Giuseppe Tornatore
Escena: Otra película de Tornatore (vean The Legend of 1900 arriba). El nombre de la película es el de la sala de cine del Giancaldo, Sicilia, pequeño pueblo italiano donde transcurre la historia. La mayor parte de la película se cuenta en retrospectiva: el protagonista, Salvatore di Vita (Jacques Perrin), ahora un director de cine, recuerda su niñez en el pueblito italiano y el tiempo que pasaba en el Cinema Paradiso, ayudando al cambiador de rollos de película, amigo y mentor, Alfredo. Los recuerdos se precipitan cuando le llega la noticia de la muerte de éste y debe romper la promesa que le hizo de nunca regresar a Giancaldo, ya que, según Alfredo, su destino era más grande que el pequeño y olvidado pueblito. Alfredo deja como regalo a Salvatore un rollo de película. Mi escena favorita es la última del filme, cuando Salvatore regresa a Roma y ve la película que le dejó Alfredo: un pastiche de todas las escenas de besos que tuvo que censurar de las películas a pedido del cura del pueblo.



1.
Película: Man of La Mancha
Año: 1972
Director: Arthur Hiller
Escena: El Quijote cantando Impossible Dream a Dulcinea. Esta película es un musical, adaptado del original de Broadway. Ahora, hay pocos musicales que me gusten -Moulin Rouge!, The Sound of Music- y éste es mi favorito, por mucho. La película la descubrí cuando me la prestó, hace varios años, un pariente cercano, diciéndome que era una de sus preferidas. Cuando la vi, entendí por qué. Man of La Mancha es la historia de Miguel de Cervantes y de su creación, Don Quijote de La Mancha. Cervantes (Peter O'Toole) es encarcelado por la Inquisición junto con su asistente y, en prisión, cuenta la historia de Don Quijote al resto de encarcelados, quienes poco a poco se identifican con él y con la historia. En mi escena favorita, Don Quijote es interpelado por su amada Dulcinea (una hipnotizante Sophia Loren), que rechaza las intenciones del Quijote. Cuando Dulcinea le pregunta por qué sigue insistiendo en sus aventuras y en ver en ella más de lo que es -la dueña de una posada-, Don Quijote responde con Impossible Dream, la canción emblemática del que tiene sueños posiblemente futiles, la consigna arturiana de la búsqueda de lo sagrado, sin importar cuán difícil sea.



Listo, esas son mis diez escenas favoritas (hasta ahora). Pensé en algunas otras escenas y otras más fueron sugeridas por amigos, por ejemplo: Yoda diciéndole "do or do not, there is no try" a Luke durante su entrenamiento (Star Wars Episode V: The Empire Strikes Back); Beatrix Kiddo escapando del ataúd enterrado, con el tema de L'Arena de Ennio Morricone como fondo (Kill Bill vol. 2); los cientos de hojas con la frase "all work and no play, makes Johnny a dull boy" en The Shining; Amélie Poulain viendo el video que le mandó su viejo vecino en Amélie; el final de Back to the Future I, con el DeLorean volador; John McClane (Bruce Willis) disparando con la pistola escondida en su espalda, cerca del final de Die Hard; Dorothy cantando Somewhere Over the Rainbow en The Wizard of Oz; y varias otras más. Pero mis favoritas son las diez de la lista.

Ahora viene la pregunta para ustedes, lectores cinemeros: ¿cuáles son sus escenas favoritas del cine?

6 comentarios:

Joel Jones Pérez. dijo...

La Leyenda de 1900 es brutal. Simplemente brutal.

Y que tal "Il Postino"? O "El Hijo de la Novia"? "Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos"?

César dijo...

y donde esta matrix?....

Luciano dijo...

El tango en "Scent of a woman":

http://es.youtube.com/watch?v=in5EPHVgcXg&feature=related

Me guardo las demás para cuando yo haga mi lista :P

Mauricio Bustamante dijo...

Joel: No he visto Il Postino (sí, que mal), pero concuerdo contigo en que El hijo de la novia y Eternal sunshine of the spotless mind son muy buenas. En especial me gustó la primera.

César: Matrix la reservo para mi lista de mis diez películas favoritas de ciencia ficción. Pero si tengo que elegir una escena en particular, sería la de Neo viendo todo en código:

http://www.youtube.com/watch?v=sYPMrxlZgYA&feature=related

Luciano: Totalmente de acuerdo: la escena del tango es memorable. ¡Ah! Tengo la versión original de la película (1974), Profumo di donna, pero me gustó más la versión con Al Pacino. En la versión italiana no hay tango y, como buena comedia italiana, hay más fan service. Avisa cuando hagas tu lista.

FJRA dijo...

La de "Nuovo Cinema Paradiso" pensé que sólo yo la había visto! jajaja. Me encantó esa película, muy buena.

FJRA

Joel Jones Pérez. dijo...

Ah, una escena muy buena de Leatherheads... iba mas o menos asi:

Escapando de la policia.
Police: "Stop, or I'll shoot!"
Lexie: "He says he's gonna shoot!"
Dodge: "He always says that!"
(Bang! Bang!)
Lexie: "Dodge! He's shooting!"
Dodge: "I didn't say he wouldn't!"

(En la pela da mas risa)